Como Usar Piedra Pizza?

Como Usar Piedra Pizza
Descargar el PDF Descargar el PDF Una piedra para pizza es un bloque circular grande hecho de cerámica, piedra o sal. Si bien están diseñados para cocinar pizza como si estuvieras usando un horno de ladrillos, las piedras para pizza también son excelentes para hacer pan fresco, galletas y otros artículos.

  1. 1 Coloca la piedra para hornear pizzas dentro de un horno convencional. Si vas a hacer pizza o galletas, lo mejor es colocar la piedra en el centro de la rejilla más alta. Si vas a hacer pan, bollos o cosas por el estilo, ponla en el centro de la rejilla del medio.
  2. 2 Comienza siempre con el horno en frío. Nunca metas una piedra fría en un horno caliente, el choque térmico podría romperla.

    De hecho, no debes exponer nunca una piedra para hornear pizzas a cambios bruscos de temperatura. Tanto si pones una pizza congelada sobre la piedra como si pones la piedra fría en un horno caliente, la probabilidad de que la piedra se haga añicos es igual de alta. Si insistes en cocinar una pizza congelada, ponla directamente sobre la rejilla.

  3. 3 Precalienta el horno (si es necesario) con la piedra para pizzas dentro.

    ¿Cómo cocinar pizza en una piedra?

    Cómo usar la piedra para pizza

    Para cocinar pizza en una piedra, el horno debe estar a una temperatura más alta que sin ella. Ten cuidado al abrir el horno y al transferir la pizza. Nuestro equipo de editores e investigadores capacitados han sido autores de este artículo y lo han validado por su precisión y amplitud.

    ¿Cómo limpiar las piedras para horno?

    Primer uso de la piedra para pizzas – Las piedras para horno suelen realizar ya sean por procesos industriales o por procesos artesanales, y en este último caso, muchas veces es normal que la piedra pueda contener restos de arcilla. En este sentido es conveniente limpiar la piedra con un trapo humedecido,

    No es necesario utilizar ningún tipo de jabón o producto de limpieza especial. En principio no es necesario sumergir la piedra en agua durante un par de horas como paso previo al primer uso, así que os lo podéis evitar. A partir del primer uso la piedra podrá presentar manchas ocasionadas por la grasa de los ingredientes, el queso o el tomate.

    La aparición de manchas no suponen ningún problema para el correcto uso de la piedras más allá de un detalle estético. En este sentido, y en casi todos las piedras que yo he utilizado, la piedra se puede usar por ambos lados, así que si un lado se os mancha, siempre podéis utilizar el otro.