Como Ablandar Una Masa De Pizza Dura?

Como Ablandar Una Masa De Pizza Dura
Facebook

  1. Humedece suavemente la toalla de papel; elimina el exceso de agua.
  2. Envuelve la toalla de papel húmeda alrededor de la masa. Coloca dos masas a la vez si tienes muchas por ablandar.
  3. Coloca la masa en el microondas en nivel medio por 20 segundos.
  4. Sirve las masas inmediatamente.

¿Cómo ablandar una masa de pasta?

¿Cómo ablandar la pasta? Como Ablandar Una Masa De Pizza Dura Si la pasta te gusta muy blanda, uno de los consejos básicos para conseguirla sin estropear el resto de la pasta cocida, es pasar tu ración durante un minuto por el grifo de agua caliente. Estará en su punto.

¿Por qué la masa se endurece?

¿A quien no le gusta el pan, empanadillas y roscos, pizzas, tartas, hogazas y bollos aromáticos recién horneados? ¡Y que rico es si el aroma de un pan o bollo que sale de nuestra propia cocina, cuando los preparamos en casa y los disfrutamos mientras aún están calientes! Para las amas de casa experimentadas, las sutilezas de la masa casera no son ningun misterio y con el tiempo han aprendido a sentirla entre sus manos como algo lleno de vida.

  • Sin embargo, los principiantes a menudo tienen preguntas y ambigüedades relacionadas con este arte – amasar y sus características.
  • Uno de los problemas que surge es cuando el resultado final es una masa dura y difícil de amasar, resistente al procesamiento y moldeado, o se encoge y vuelve a su posición principal y queda demasiado apretada.

En general, la elasticidad es un efecto deseado y buscado cuando se amasan masas para hogazas y panes, pero no cuando es excesiva. Las principales razones de la masa dura y encogida son básicamente dos: 1. Defectos causados por la calidad de las materias primas; productos como la harina, las grasas, líquidos, etc., así como sus proporciones incorrectas.2.

Defectos debidos a errores en una determinada etapa de preparación, es decir, amasado y moldeado. En el primer caso, la solución es trabajar con productos de calidad, harinas adecuadas para lo que queremos elaborar (con más o menos fuerza), así como una receta contrastada con las proporciones adecuadas de los productos.

En el segundo caso, donde hay riesgo de error, es en la duración del amasado, Con masas de levadura más hidratadas y blandas, como en la elaboración de panes Chabata, Brioches y Cozonac, se tarda más en amasar para formar enlaces de gluten y reducir al mínimo la textura pegajosa, convirtiéndola en una agradable suavidad y elasticidad.

Tales elaboraciones de vuelven muy esponjosas y tiernas. Sin embargo para los más duros, como los panes festivos, donde se moldean diferentes adornos, trenzas, etc. o panes rituales, el amasado prolongado conduce al efecto duro no deseado. Dado que hay pocas recetas que describen el tiempo exacto y detallado para amasar cada tipo de masa, la mejor manera de evitar que la masa se encoja, es averiguar por sí mismo cuándo hay que parar.

Por eso, lo mejor es amasar a mano, porque con un robot no sentimos la suavidad y textura de la masa. Si seguimos confiando en el amasado a maquina, la solución es parar el aparato a cada dos minutos y comprobar al tacto si se a vuelto lisa, no pegajosa y con una superficie brillante.

Cuando presionamos con el dedo, debe hundirse libremente, sin sentir ninguna resistencia. Si perdemos el momento, no debemos desesperarnos. La forma de poder moldear nuestro pan festivo, pizza o hogaza es simplemente dejar reposar la masa durante 15 minutos para que se relaje. Cuando sube la masa dura y encogida también se ablanda y los enlaces de gluten se aflojan.

Si preparamos masa quebrada para tartas y quiche, no contiene levadura fresca, solamente a veces lleva levadura quimica o bicarbonato de sodio.

You might be interested:  Que Tiene Mas Calorias Pizza O Hamburguesa?

¿Qué pasa si se amasa mucho la masa?

Por Francisco Tejero – La fuerza de la masa es un factor determinante de la calidad del pan, de tal forma que la falta de fuerza o un exceso de la misma provoca frecuentemente problemas de regularidad y calidad en el pan. El panadero normalmente achaca a la harina la falta de fuerza o el exceso de la misma, sin tener en cuenta que hay factores que también influyen.

  • El conocerlos es de vital importancia para el equilibrio de las masas y por consiguiente para la calidad del pan.
  • La harina La harina ejerce una gran influencia sobre la fuerza de la masa dependiendo de la cantidad y calidad del gluten.
  • También la actividad enzimática, es decir, su poder de fermentación, es un factor determinante.

El amasado Cuando se mezcla la harina y demás ingredientes con el agua, con el removimiento y el vaivén de la amasadora, las dos fracciones protéicas de la harina (gliadina y glutenina) se vuelven pegajosas. La unión de los enlaces dan lugar a una red elástica y extensible, impermeable a los gases, que se denomina gluten.

La formación, de mayor o menor cantidad de gluten, está determinada por la oxidación o exposición de la masa al oxígeno del aire. Esta oxidación varía con la velocidad de la amasadora y según la exposición de la masa al oxígeno del aire, durante el amasado. De tal forma que si el amasado es muy prolongado aumentará la fuerza de la masa al mismo tiempo que su color se va blanqueciendo y, aunque con el aumento de la fuerza se obtendrá un pan de gran volumen, no resultará con un buen sabor.

El tipo de amasadora también influye sobre la fuerza de la masa, en las amasadoras muy rápidas la exposición de la masa al oxígeno es menor por lo que también la fuerza quedará mermada. Así pues, resumiendo, podemos decir que la velocidad y la duración del amasado tienen una gran influencia sobre la fuerza de la masa.

  1. La sal La sal se emplea en una proporción de 20 g por kilo de harina.
  2. Si se aumenta ligeramente la dosificación aumentará progresivamente la fuerza y la tenacidad de la misma, del mismo modo que retardará el período de fermentación.
  3. Al contrario, también si se disminuye la sal bajará ligeramente la fuerza y aumentará por consiguiente la extensibilidad.

La forma de incorporar la sal también es otro factor a tener en cuenta. Cuando la sal se incorpora al final del amasado la fuerza de la masa es mayor que si por el contrario se ha añadido al principio; pero también hay que tener en cuenta que cuanto más tarde se incorpora la sal la oxidación de la masa será mayor, y el sabor del pan insípido.

¿Cómo hacer para que los fideos caseros no queden duros?

¿Cómo saber si está bien la consistencia? – Una vez hemos amasado los ingredientes, es muy importante saber la textura final que tiene que tener la masa, ya que si queda muy harinosa, será frágil y se nos romperá al trabajarla por la máquina y al contrario, si queda con mucha humedad se nos pegará al hacer los espaguetis o la pasta que queramos y nos quedará una masa deforme al cocerla.

Para conseguir una masa homogénea, es recomendable amasar a mano durante diez minutos y dejarla reposar durante al menos media hora, para que luego la masa tenga más elasticidad y no se nos rompa. Para mantener la pasta, es mejor hacerlo en una película transparente para que no se nos seque la capa exterior con el contacto con el aire.

El punto exacto de la masa es justo cuando después del periodo de amasado, conseguimos que la superficie de la bola de masa sea lisa y homogénea, Al presionar ligeramente la masa con un dedo se queda un poco marcado por la presión, y por supuesto, no se nos pega a las manos.

You might be interested:  Cornicione Pizza Que Es?

¿Por qué la masa se pone gris?

Por Francisco Tejero – Vamos a dedicar este artículo a describir los factores que determinan que el pan tenga una correcta coloración tanto en su corteza como en su miga, y el típico alveolado de esta última. Éstas son características que tienen un gran peso en la evaluación de la calidad de los productos cocidos.

Como se verá en este artículo, las materias primas que se utilizan en el proceso panario (harinas, azúcares, productos lácteos, mejorantes, sal y agua) tienen una gran influencia en las variaciones de estas características, pero no menos importante es el tipo de proceso, y su correcta conducción: el tiempo de amasado, su temperatura final, la prefermentación, el formado, la fermentación y la cocción, demandan en cada fase del proceso, unas especiales atenciones.

Durante la cocción del pan, la masa se ve sometida a un perfil de temperatura diferente según el tipo de horno. Que la temperatura sea la misma durante toda esta etapa, o que varíe, decreciendo de principio a fin, tiene efectos claros sobre las características del producto final: En los hornos rotativos, donde la transmisión del calor se realiza fundamentalmente por convección, mediante corrientes de aire caliente forzadas por una ventilación intensiva, el perfil es decreciente.

  • Se inicia a una temperatura de la cámara de cocción de 250º C, y se va descendiendo progresivamente hasta que se estabiliza en torno a los 190/200º C.
  • En los hornos de solera refractaria predomina la transmisión del calor por radiación, y el perfil de temperatura es plano.
  • Esto es, desde el inicio al final de la cocción se mantiene la misma temperatura.

A su entrada al horno, aplicamos vapor para frenar la desecación superficial que se produciría al entrar una masa fresca en un ambiente con tan alta temperatura. El vapor se condensa en superficie de la pieza, que así se mantiene flexible más tiempo. Mientras la masa pueda deformarse, sin dejar escapar los gases generados por la fermentación, la pieza aumentará de volumen.

  • Pasada esta etapa, el calentamiento de la pieza, que se produce de su exterior hacia su interior, va produciendo las transformaciones que permiten generar y fijar la estructura de la miga, su alveolado.
  • En la etapa final de la cocción se va formando la corteza, en cuyo espesor es determinante el tipo de horno.

Posteriormente, va tomando color. El color de la corteza, el alveolado y color de la miga, vienen determinados o influenciados por los siguientes factores: • La harina. La tasa de extracción, es decir, la cantidad de harina que se obtiene de la molienda de una cierta cantidad de trigo, es factor determinante de su color.

¿Cuál es la mejor harina para pastas?

Harina de trigo 00: – Como hemos comentado anteriormente, la harina de trigo 00 es muy refinada y contienen una alta calidad en gluten. Esto permite que la masa tenga humedad, elasticidad y resistencia. Perfecta sobretodo para la elaboración de pastas rellenas.

¿Qué pasa si dejo fermentar la masa mucho tiempo?

“Si huele mal es muy posible que todo vaya bien y no lo sepáis” – Si hacemos la mezcla con harina de centeno o trigo integral, la pelota nos saldrá más dura y seca, no será tan esponjosa. Ahora bien, si sale alguna mota de moho hay que tirarla y empezar de nuevo.

Para evitar que ocurra, “hay que revolver y airear la masa”, apunta Iban. E higienizar el bote en cada refresco.5. Elegir la levadura incorrecta, un error frecuente La masa madre suple a la levadura pero también la puede complementar. “Forman un buen tándem, puedes unirlas para restar acidez y para que el pan adquiera más matices y sabores más complejos”, explica Daniel.

You might be interested:  Como Se Usa La Mozzarella En La Pizza?

Un pan de masa madre está hecho en 10-12 horas, pero si le añadimos un poco de levadura “reduces el tiempo a 6 horas ganando también regularidad en la elaboración”. La levadura fermenta el alimento “zampándose los azúcares presentes en el cereal y liberando alcohol y dióxido de carbono, que forma los ojos que vemos en la miga, nos dice el panadero catalán. Levadura ya aplicada al pan Pixabay Uno de los errores más frecuentes es usar para hacer pan la levadura química apta para pastelería (la Royal, por ejemplo), que es ideal para bizcochos o magdalenas. No es levadura, es un impulsor químico o gasificante que en contacto con el agua libera CO2 para esponjar la masa.

El pan requiere de levadura fresca o seca o no nos subirá”. La fresca resulta ideal para los principiantes, y la seca o también llamada liofilizada o de panadero, ha sido sometida a un proceso de deshidratación y por tanto se conserva más tiempo. La Royal también nos sirve para empanadas con poco de volumen.6.

No respetar los reposos y pautas del amasado Mezclar los ingredientes en un bol hay que conseguir que todo el cereal quede bien hidratado, No es bueno ir tirando agua poco a poco “porque destrozas la mezcla, evitas que quede homogénea, se endurecerá o reblandecerá”, explica Jordà.

Hay que seguir unas pautas : Se empieza por mezclar los ingredientes sólidos y se añaden los líquidos. Cuando está todo integrado, se añade la levadura desmenuzada para que empiece a actuar. Si el pan lleva grasas, se incorporan siempre (leche o mantequilla por ejemplo) al final para no impedir la formación inicial del gluten,

Hay que amasar con firmeza pero sin exagerar. Solo 2 o 3 minutos. Enseguida debemos dejarla que repose unos 10 minutos, Volvemos a amasar durante un minuto o dos y entonces hacemos un plegado simple, “uniendo las puntas como si fuera un trapo y la dejamos reposar de nuevo”, explica el panadero.

¿Qué pasa si mi masa no crece?

Amasar la masa de forma correcta – Otro factor fundamental para el éxito y la fermentación de una masa es su elaboración. Generalmente es necesario amasar la masa enérgicamente, pero lo justo para que quede blanda y elástica (también en este caso el tiempo depende de la harina utilizada), amasarla demasiado poco puede no distribuir suficiente levadura, amasarla demasiado tiempo puede hacer que la masa quede demasiado dura y luego podría tener dificultad en crecer.

¿Qué harina se utiliza para estirar la masa de pizza?

Cuando se habla de “spolvero”, no es exactamente quitar el polvo harinoso, es más, ¡es casi añadirlo! ¿Entonces qué es? El spolvero es una harina seleccionada especialmente para extender sobre la mesa de elaboración. Normalmente se utiliza la sémola de trigo duro para esta tarea; y así tendremos un Spolvero Grueso de harina de sémola y el Spolvero Fino por lo tanto se utiliza de nuevo la sémola remolida.

  • Este ingrediente extra, cumple en realidad un papel muy importante para la elaboración de la masa.
  • Prepara la mesa de trabajo quitando la posible humedad en exceso y ayuda luego de manera que la pasta no se pegue a la mesa mientras se trabaja y se estira, evitando nubecitas de polvo.
  • Pero no ha terminado: ¡desempeña un segundo papel no menos importante! Cuando ponga la pizza en el horno la sémola no se pegará a la masa, pero ayudará a crear la textura crujiente de la corteza, no se quemará y no tendrá un desagradable impacto olfativo y gustativo sobre el aroma del producto cocido.

Y ahora no queda más que probar : la próxima vez que tenga la ocasión intente poner el spolvero en lugar de la harina, ¡verá que la pizza será exquisita !